Category Educación y Pedagogía

El proceso de enseñanza y aprendizaje; reflexión de conceptos

Dr. Iván Alejandro Jacinto Valdez

A continuación presento un análisis a través de la respuesta de las siguientes preguntas, utilizando mi conocimiento personal y también revisando algunos enfoques que deduzco de diversos autores que en su momento especifico.

Debo presentar mi punto de vista referente a las dos preguntas ¿Qué es la enseñanza? y ¿Qué es el aprendizaje?, las cuales contestaré con la misma respuesta; es un proceso basado en la necesidad del ser humano para adquirir, aportar a la cultura y perfeccionarse.

Este proceso es inseparable y no puede existir una enseñanza sino surge un aprendizaje, ni tampoco puede surgir un aprendizaje sin una enseñanza, cuando justificamos la existencia de alguna sin la otra lo hacemos excusando la incompetencia o carencia de un correcto proceso de integración del conocimiento a través de un proceso de enseñanza y aprendizaje, si hablamos de una enseñanza por parte de un profesor que existe y que esta se aplica a un educando que por cuestiones externas, biológicas o de cualquier ámbito no inciden en él, entonces por más enseñanza que se intente fundamentar no existió al no evidenciarse el aprendizaje en el alumno.

Toda enseñanza se verá reflejada en un aprendizaje, todo docente enseña y aprende al mismo tiempo, la cultura, la sociedad es transmisora de conocimiento pero a la vez integra conocimiento por parte del actor principal de la educación.

Freire (2005) nos habla de la necesidad de la praxis educativa, como tal la reflexión del propio docente, así que el proceso de enseñanza y aprendizaje no se puede separar, no puede existir una sin la otra.

Por lo tanto al apropiarnos de un conocimiento estamos aprendiendo, pero ese conocimiento nos fue enseñado por algún medio, objeto, persona o inclusive la misma construcción del pensamiento a través de la reflexión y la experiencia, a partir de ese momento, al tener tangible dicho conocimiento seremos capaz de enseñar a otra persona o integrarlo en algún medio, pero al hacerlo estaremos aprendiendo, el simple hecho de enseñar nos proporciona aprendizaje, de no ser así no estaremos efectuando un proceso educativo con base a una praxis, a una reflexión crítica, a la construcción y análisis.

Es importante aclarar que el proceso de enseñanza y aprendizaje debe obedecer a las necesidades del educando y el contexto donde se desarrolla, y no al conocimiento en sí, si hablamos de un docente que prepara sus clases y realiza su enseñanza, pero no hay aprendizaje en el educando, por los motivos que sean nunca existió la enseñanza, ya que en ningún momento fue acorde al alumno, ni tomó en cuenta sus necesidades físicas, psicológicas, ritmo y estilo de aprendizaje y enseñanza.

Algunos autores, teóricos, académicos e intelectuales lo conciben como conceptos separados intentando dar una clasificación y análisis de la palabra en un proceso, pero también de cierta forma ignoran que al ser un proceso no puede ni debería separarse, ya que a la hora de la práctica educativa es muy normal y sencillo quererse deslindar sin hacer una revisión y preocuparse por ambos elementos.

Todo educando tiene algo que enseñar, todo docente tiene algo que aprender, la interacción de ambos permite la posibilidad de construir conocimiento.

De acuerdo a Mazario (s/f) tenemos que la enseñanza se enfoca en los elementos de la parte activa del docente donde propicia y favorece el aprendizaje en el alumno y el aprendizaje a la actividad del alumno para apropiarse del conocimiento.

¿Cómo se relaciona la enseñanza y el aprendizaje?

Ambos forman parte de un proceso que logra construir el conocimiento en el educando a través de la interacción con el docente o algún otro medio. La relación que tienen es una vinculación que no debe separarse y que además juntas permiten lograr una integración correcta y funcional.

Al plantear un análisis más profundo sobre dicho proceso, es importante crear una estructura que obedece la cuestión educativa, la cual integra los siguientes elementos:

Contexto: Permite favorecer ambientes de aprendizaje en el educando, pero también incide en él, ya que delimita o influye para bien o mal el ritmo de aprendizaje así como sus canales.

Docente: Es quien diseña el proceso educativo, diagnóstica e implementa estrategias, técnicas, etc., que obedecen a un modelo educativo para así lograr dar herramientas a sus alumnos.

Estos dos elementos están vinculados y junto con la participación activa del alumno, comprenden el proceso de enseñanza y aprendizaje.

¿Cuáles son los papeles de los materiales didácticos?

Son herramientas que permiten facilitar el proceso de enseñanza y aprendizaje, propician un ambiente de aprendizaje así como una cultura del conocimiento en el espacio educativo, su uso es de gran importancia en el docente, ya que posibilita que se construyan los medios para realizar la formación del conocimiento.

Además de acuerdo a Marchesi y Martín (1998), son los materiales elementos didácticos de gran importancia que logran definir el currículum, es por esta razón que se integran diferentes materiales que apoyan los contenidos que se abordan en un curso.

¿Cuáles son los papeles de los docentes y los alumnos?

Estos papeles variarán acorde al contexto y las necesidades del educando, al hablar de una era del conocimiento que actualmente impacta en la sociedad, se menciona el rol del docente de acuerdo a Oviedo (2009) la necesidad de integrar herramientas digitales y electrónicas con la finalidad de poner a disposición del alumno la información para su aprendizaje, entonces hablamos del docente como un papel de facilitador, orientador, asesor, que proporciona información y que también tiene la capacidad de sintetizar, ordenar y cuestionar.

Por otra parte el alumno es considerado actor principal del proceso de enseñanza y aprendizaje y es él quien construye su conocimiento, interactúa y logra la formación de competencias no solo para la adquisición de conocimiento sino también en la metacognición y la praxis de su hacer.

Fuente de consulta

Freire P, (2005). Pedagogía del oprimido. México: Siglo veintiuno editores.
Marchesi, Á., y Martín, E. (1998). Calidad de la enseñanza en tiempos de cambio. Madrid: Alianza Editorial.
Mazarío (s/f). Enseñar y aprender: conceptos y contextos. Centro de Estudio y Desarrollo Educacional. Universidad de Matanzas. Recuperado de: http://www.bibliociencias.cu/gsdl/collect/libros/archives/HASHd99c.dir/doc.pdf.
Oviedo, Y. (2009). Competencias docentes para enfrentar la sociedad del conocimiento. Apertura, 1(1). Recuperado de http://0-ehis.ebscohost.com.millenium.itesm.mx/eds/pdfviewer/pdfviewer?vid=4&hid=4&sid=cbf2c979-d8c0-448b-b459-59e50d1e4f10%40sessionmgr11 l

El hombre como un ser teórico.

Dr. Iván Alejandro Jacinto Valdez


La finalidad de proyectar al hombre a través de un pensamiento basado en la teoría es la de reducir las emociones que provocan impulsos, que no razona antes de realizar, la acción se ha vuelto como una parte prejuiciosa en el ser humano a partir de que ha afectado a muchas personas en diferentes ámbitos, tanto el psicológico como el físico.

Si en vez de actuar bajo una propia creencia, se tomaran en cuenta otros elementos contextuales, ámbitos, las personas implicadas y se hace un análisis profundo desde la perspectiva humanista, no existieran eventos históricos ni catástrofes que son resultado de una forma de actuar sin reflexión ni análisis. El ser humano se debe manifestar a través de un pensamiento reflexivo y crítico, pero no solo propio sino resultado de un proceso colaborativo, dónde no solo analice su propia perspectiva sino la de los demás, incluidos en un grupo social y parte de su cultura.

Para formarse como un ser teórico es importante tomar en cuenta los siguientes consejos:

1.- Desarrollar un pensamiento crítico, flexible a los cambios y a la colaboración: Aprendamos a pensar, a cuestionar, no al conformismo, a integrar elementos que nos permita criticar la realidad pero para mejorarla y poder inclusive aportar a ella, tomando en cuenta la diversidad, las diferencias culturales entre otros elementos.

2.- Construir un pensamiento teórico: Utilizar la simulación del pensamiento para crear la anticipación, realizar un análisis acorde a la interacción que se tiene, recreando así de forma mental las posibles consecuencias de nuestros afectos para bien o para mal.

3.- Reconocer la importancia de las culturas: Valorar la diversidad cultural, entenderlas como una parte de nuestra vida que enriquece y nos permite identificarnos e involucrarnos en diferentes procesos.

Leer es descubrir nuevos mundos.

Dr. Iván Alejandro Jacinto Valdez

A través de la lectura podemos conocer muchas culturas, pensamientos, ideas y comportamientos de las personas. Parte de este proceso nos permite también la reflexión y el desarrollo de habilidades de comunicación.

Para motivar y favorecer la cultura y el hábito de la lectura es importante considerar lo siguiente:

1.- No imponer la lectura: No lo obligues, ni tampoco que sea una condición para obtener algo, desde el momento en que conviertes la lectura en una obligación, castigo, algo forzado, pierde su verdadera importancia, la construcción de habilidades y competencias lingüísticas no se dará de forma correcta, nada debe conllevar una decisión impuesta.

2.- Compartir libros enfocados a la edad: Deja que elija, pero pon a su disposición libros que sean acorde a la edad y sus gustos, no puedes ofrecer a niños libros de consulta y científicos si no les llama la atención, se aburrirán y creerán que la lectura es tediosa e incomprensible, parte de algo que puedan leer y comprender. Extiende frente a ellos un abanico de libros de diferentes edades y géneros, pero en énfasis a su edad y deja que él los tome.

3.- Deja que lo comparta: Muchas veces los niños después de leer, te invitan a que les leas, que tú lo leas o sencillamente te quieren platicar sobre lo que leyeron, tómate un poco de tu tiempo y abre los espacios y escúchalo, es muy importante para ellos compartir y será educativo. También lo puede realizar con otros miembros de la familia, hermanos o incluso amigos.

4.- No quites el protagonismo de los libros: Si los niños ven un libro basado en una película que vieron puedes aconsejarles que lo lean y hagan una comparación, si ellos tienen ganas de leer, no les induzcas otro tipo de actividades con tal de evitar comprar un libro, te ahorras un gasto es verdad pero evitas que lean y se pierdan de un mundo maravilloso, recuerda puedes ir a una biblioteca a leer algunos libros, comprarlos de forma digital que son más económicos o inclusive solicitar que te lo preste algún apasionado lector, existen diferentes comunidades que intercambian libros y comparten.

5.- Enséñale a leer en la diversidad: Forma un pensamiento crítico y reflexivo, a través de una lectura variada y rica, recuerda no todos los autores son buenos, pero de muchos podemos aprender errores y aciertos, es importante educar para criticar de forma constructiva, enseñar a pensar y no al conformismo, no podemos creer todo lo que nos dicen, sin embargo si es posible aprender de ello.

6.- Motiva con el ejemplo: Recuerda que nuestros hijos nos ven como un ejemplo a seguir, si tú no lees no te verás bien invitándolo a que lea, y quizás su falta de lectura será debido a la cuestión de ausencia de libros y lectores en la familia, aprende algo, edúcate y tú también disfruta, sé su ejemplo y empieza a leer o sigue leyendo, realmente lo agradecerás.


El pensamiento simulado, como camino para el éxito personal y social

Dr. Iván Alejandro Jacinto Valdez

¿Qué pasaría si no pensáramos?

Sería algo caótico de no existir, seriamos maquinas programadas para actuar bajo ciertos instintos, no tendríamos posibilidades de elegir o tomar decisiones en la diversidad.

Esto provocaría que las acciones realizadas llevarán consigo un número grande de errores y quizás no estuviéramos ahorita dominando el planeta. El pensamiento ha llevado al hombre a evolucionar, perfeccionarse y construir herramientas suficientes para avanzar en la humanidad y en la construcción de su propia cultura. Por lo anterior es importante analizar y hablar de un proceso de pensamiento, anticipado, concientizado y simulado.

Mencionamos la simulación como una forma de recrear y medir hasta cierto grado las consecuencias de ciertas acciones e ideales en un determinado momento, puede ser a largo o corto plazo.
Así finalmente podemos evocar a pensar, y mientras lo hacemos reflexionar sobre las diferentes posibilidades y sus reacciones.

Construyendo correctamente un pensamiento simulado que apliquemos antes de tomar ciertas decisiones procurando que no nos afecte ni a terceras personas.

Te sugerimos utilizar los siguientes pasos para lograr un pensamiento simulado:

1.- Pon atención sobre el contexto: Es importante que no te agobies y no enfoques la atención solamente sobre cierto punto en particular que te interesa, ve más allá, sobre lo que te rodea, factores, aspectos, elementos, todo lo del medio ambiente físico y abstracto, mira el contexto y cómo interactúan las personas.

2.- Analiza las personas que intervienen: Realiza un breve análisis sobre la postura de las personas en diferentes ámbitos, en la cuestión psicológica y emocional, usa la empatía y ponte en su situación, piensa qué harías tú si fueras ella y cómo te gustaría que te trataran.

3.- Analiza tus emociones y reacciones: Recuerda que tú debes conocerte bien y saber cuáles son tus debilidades y fortalezas, piensa en qué puedes hacer bien o mal, ahora el análisis lo realizas sobre tu persona y qué pasaría contigo, cómo reaccionarias a tal momento. ¿Realmente la situación te favorece? ¿Puedes con ello?

4.- Recrea en tu mente lo que puede suceder: Es tiempo de imaginar y pensar en diferentes reacciones y situaciones que pueden surgir, en todas las posibilidades.

5.- Valora qué te conviene más: Después de haber recreado mentalmente los momentos, ahora piensa cuál te beneficia más a ti y a terceras personas, piensa no solo en el presente sino también en el futuro, qué puede suceder y si realmente es lo mejor.

Ya que realices los pasos anteriores tendrás diferentes posibilidades de elegir pero sabrás sus consecuencias y tendrás la obligación y el derecho de elegir aquella que te favorezca no solamente a ti sino a los demás y al medio en que se encuentran.

Finalmente concluyo invitándote a actuar pensando y que tomes en cuenta los pasos anteriores para tener buenos resultados y todo salga bien en tu hacer cotidiano y en cualquier ámbito.

La docencia y el proceso de enseñanza y aprendizaje

Autor: Dr. Iván Alejandro Jacinto Valdez

Actualmente la docencia se ha desarrollado en la diversidad acorde al nivel de educación que se está cursando, esto no debe impedir ni justificar cuando un proceso de enseñanza y aprendizaje no se está llevando correctamente.

La mejor forma de poder evaluarnos como docentes y de mejorar nuestra práctica educativa, es reflexionar sobre el proceso que realizamos en nuestras clases y también socializar con nuestros compañeros de trabajo respeto a la metodología que utilizan.

Un elemento importante en el ámbito de la docencia es la praxis educativa, la cual consiste en la reflexión de nuestro hacer educativo. Cuando pensamos en nuestros aciertos y errores, sobre lo que hicimos, se logra tener una perspectiva de cambio, de mejora, pero difícilmente nos daremos cuenta sino compartimos experiencias con otros compañeros y estudiamos otros contextos.

Lo anterior nos ayudará a ser mejores docentes, comprender errores o aciertos y corregirlos o mejorarlos según sea necesario. Así lograremos que los alumnos alcancen los aprendizajes esperados del curso.
Te presento algunos elementos que debes tomar en cuenta en el desarrollo de tus clases y así realizar una reflexión sobre tu práctica docente.

1.- Diagnóstico de las dimensiones del universo escolar: especialmente los actores principales, contexto, educandos y docente.
2.- Diseño de la metodología a trabajar: Se construye el método educativo a utilizar con las propuestas de estrategias, técnicas, intervenciones, proyectos, etc., de acuerdo al diagnóstico que se obtuvo.
3.- Aplicación y evaluación de la metodología educativa: La metodología se realiza y se toma una valoración de su funcionalidad en los educandos, cómo se desarrolló, qué ayudó a mejorar, cuáles fueron sus fortalezas y áreas de oportunidad.
4.- Corrección y adecuación de la metodología de trabajo: Con las áreas de oportunidades identificadas, se hacen modificaciones a la metodología de trabajo para continuar con el proceso educativo en una fase correctiva y retroalimentada.
5.- Evaluación y cierre del curso: Finalmente se realizan las evaluaciones finales, así como la autoevaluación, coevaluación, y la evaluación de los educandos al profesor.

Es importante recordar que durante todo el proceso de enseñanza y aprendizaje se evalúa y se retroalimenta. Finalmente la praxis educativa se dará en todos estos momentos, siguiendo los pasos que el docente más conozca y le permitan obtener un enfoque teórico y práctico de lo que realiza en el aula y en el proceso educativo.

A continuación te daré algunas herramientas que puedes utilizar en tus procesos de análisis que puedes seguir para hacer una reflexión de la práctica docente.

a) Diario del maestro: Escribe lo que sucede de forma concreta y objetiva en el aula y el entorno escolar, posteriormente permitirá realizar una revisión de tu labor.
b) Reflexión de la práctica docente a través de preguntas: ¿Cómo puedo mejorar?, ¿Cómo lo haría mejor?, ¿Los alumnos aprendieron?, ¿Qué se facilitó más?, ¿Se cumplió con los objetivos?, etc.
c) Instrumentos de valoración a la práctica docente: Entrevistas, encuestas, a los educandos sobre el trabajo realizado.
d) Socialización del trabajo realizado: Compartiendo diseños de metodología, planes de clases, proyectos, evidencias, resultados obtenidos con otros docentes de la misma área, institución, contextos, etc.

La praxis educativa forma parte del proceso de enseñanza y aprendizaje, para que se lleve de forma correcta y el docente lo implemente como una estructura con los elementos articulados de forma lógica y funcional.
Todo docente debe involucrarse en un proceso de enseñanza y aprendizaje efectivo, sin importar el nivel de aprendizaje, ni educativo, podrá dar por hecho algunos aspectos, pero aún así deberá tener claro su rol como parte importante de la educación.

Educación Inicial e Infantil: Enseñar a amar

Autor: Dr. Iván Alejandro Jacinto Valdez

Es importante reconocer la educación como una forma de aprender no necesariamente dada por una institución o un profesional de la educación, los padres de familia y la sociedad en general tienen la capacidad así como la obligación de brindar una enseñanza a sus pupilos que permita lograr una formación integral.

Uno de los elementos quizás más descuidado actualmente es la falta de preocupación y atención a la enseñanza de amar, esto es, a desarrollar la inteligencia emocional, aspectos afectivos, emocionales y sentimentales.

Muchas veces se ve a la educación como parte de un proceso que solamente se da en una escuela, y creemos que al tener a nuestros hijos inscritos en estas instituciones no requieren de una enseñanza planeada en el hogar. Al hacerlo intentamos deslindarnos de nuestras obligaciones y no invertimos tiempo ni espacio para educar este ámbito de gran importancia en los seres humanos.

Cuando educamos para amar, ayudamos al infante no sólo a desarrollar un sentido humano, sino también a valorar y entender la importancia del bienestar, construir y mejorar valores, lograr la empatía, integrar elementos afectivos a su hacer cotidiano.

A continuación te presento diferentes consejos que puedes tomar en cuenta con tus hijos, para desarrollar su inteligencia emocional y con ello enseñarles a amar.

1.- Educa con el ejemplo: Desarrolla actividades de convivencia con él, y no rompas las reglas, no pierdas el control de tus emociones, ayúdalo a reconocer la importancia de apreciar y valorar a las demás personas, así como en los diferentes medios en que nos desenvolvemos.

2.- Dale libertad: No lo limites, no decidas por él, déjalo ser, solo vigila que en su proceso de exploración y acción no haga algo que pueda lastimarlo, pero no lo sobreprotejas, es importante que se desenvuelva de forma autónoma y no solo haga las cosas porque le has ordenado.

3.- Enséñale a convivir: Realiza actividades sociables, involúcralo con los miembros de la familia, y también con otras personas de diferentes medios, interactúa de forma respetuosa y enséñale a respetar las reglas sociales y de convivencia.

4.- Ámalo: Una de las más importantes, aprendemos a amar siendo amados, y enseñamos a amar amando.

Concluyo con este pequeño artículo invitándolos a mejorar sus relaciones sociales y a educar a sus hijos con amor.

Recuerden que la infancia es la etapa más importante de la vida porque se construyen los primeros pilares que le servirán durante toda su vida y que difícilmente se pueden cambiar cuando se está más adulto.

En este sitio web utilizamos herramientas propias o de terceros que almacenan pequeños archivos (cookies) en su dispositivo. Las cookies se utilizan normalmente para permitir que el sitio funcione correctamente (cookies técnicas), para generar informes de uso de la navegación (cookies de estadísticas) y para publicitar adecuadamente nuestros servicios / productos (cookies de creación de perfiles). Podemos utilizar cookies técnicas directamente, pero usted tiene derecho a elegir si desea habilitar o no las cookies estadísticas y de creación de perfiles. Habilitando estas cookies, nos ayudas a ofrecerte una mejor experiencia.